Los muros también son oportunidades de cambio

3

Cuando algo se hace en equipo y con la mejor disposición los resultados siempre son los mejores, y de eso estamos convencidas en CadaVida. El sábado 6 de febrero, fue un día llego de colores, pinturas y muchas muchas sonrisas.

Nuestra jornada comenzó con la agradable visita a nuestra sede de Antonia, Mariana y Emilio, quienes hacen parte del  proyecto “Yo creo 14”, liderado por Antonia, y  con el cual quieren llenar los muros de toda la ciudad.  Ya los nuestros tienen su marca. En un trabajo en conjunto, con la ayuda de los niños de nuestro barrio, le dieron vida a los muros de nuestra sede.

Paralelamente afuera, comenzaron a llegar, los artistas que le iban a dar una nueva imagen a nuestra fachada. Durante la semana estuvimos hablando con JomaG (muralista reconocido de la Comuna 13), Chota y SHK (grafiteros de un barrio llamado la Independencia 1), Cata Bobone (Comunicadora pero apasionada con todo el tema del arte plasmado en los muros) y su amigo Adrián Ramos (reconocido ilustrador y artista visual). Con esta mezcla de saberes y distintas técnicas, visiones, y la participación de jóvenes del barrio, el resultado iba a ser increíble.

Las horas iban pasando, y al mediodía, los muros de adentro ya creían, ya estaban terminados para que todos los que estábamos allí escribimos en lo que creíamos; “en mi mamá”, “en mi talento”, “en la libertad”, “en la 13 y la 14”, en fin, un sin número de palabras y frases se tomaron las paredes de CadaVida y con esto nos hicieron partícipes de este bonito proyecto.

Afuera la historia no era distinta, el trabajo en equipo de todos los artistas, los jóvenes y niños, le comenzaban a poner su sello a la fachada; al mismo tiempo otros chicos y chicas se encargaban de preparar un delicioso “Sancocho” en leña. Todos tenían claro su labor, todos querían ser parte de esto.

2

El sol comenzaba a ponerse algo fuerte, sin embargo eso no hizo que se retrasara nuestra nueva imagen, los colores se iban apoderando de paredes, los niños jugaban al lado de los artistas, los miraban y preguntaban; algunos habitantes del barrio que caminaban por allí se detenían un momento para apreciar lo que estábamos haciendo, comentaban y sonreían al ver que su barrio se estaba renovando.

Un receso, para disfrutar el “sancocho” y recargar de energía, pues aún faltaban algunos detalles y retoques por hacer.

A las 5:43 de la tarde del sábado 6 de febrero, estos artistas, y los jóvenes, chicos y chicas le entregaron a CadaVida y a la sede comunal de barrio, una nueva cara, una obra de arte, una parte de ellos.  Más que pintar muros y llenarlos de colores, lo que hicieron fue regalarle al barrio, vida y esperanza.

6

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*